Observar Júpiter para comprender la Tierra



Las subtormentas magnéticas en la Tierra interrumpen el funcionamiento de satélites, incluyendo satélites de comunicación y sistemas de posicionamiento global. Este misterioso fenómeno ha sido estudiado con los satélites Cluster de la ESA, comparándolos con subtormentas magnéticas en el planeta gigante Júpiter para una mejor comprensión.

Cómo la magnetosfera se hace tormentosa

Planetas como Mercurio, la Tierra o Júpiter que tienen sus propios campos magnéticos, están protegidos por las burbujas magnéticas que genera.



Durante una subtormenta magnética en la Tierra, las partículas situadas a decenas de miles de kilómetros en el lado nocturno se ven energizadas y lanzadas hacia la Tierra en pocos minutos. Esto crea las coloridas auroras y excita el entorno cercano a la Tierra, interrumpiendo las comunicaciones entre la Tierra y los satélites orbitales, afectando a los sistemas de posicionamiento global. A pesar de décadas de investigación espacial, varios aspectos de este fenómeno aún son desconocidos.



Uno de tales aspectos desconocidos es el mecanismo que dispara estas tormentas: no está claro si las tormentas están provocadas por procesos internos en la magnetosfera o por otros procesos externos (de origen solar).

La Dra. Elena Kronberg ay sus colegas del Instituto Max Planck para Investigación del Sistema Solar en Alemania, decidieron mirar lejos de la Tierra, a otros planetas, y ver si podían aprender algo nuevo.

La conexión con Júpiter

En la Tierra, una subtormenta periódica muestra un gradual descenso seguido de un rápido incremento de las partículas lanzadas contra la Tierra. Uno de tales ciclos necesita 2-3 horas. En Júpiter, el mismo ciclo necesita 2-3 días. Esta duración es mayor en parte a que el campo magnético y la magnetosfera de Júpiter son mayores. El campo magnético joviano es tan grande que la magnetosfera de Júpiter envuelve a las lunas galileanas del planeta: Io, Europa, Ganímedes y Calisto.

Tras detallados análisis de los datos procedentes de distintas misiones, el Dr. Kronberg dijo, “Hemos encontrado que en la Tierra y Júpiter, el campo magnético pasa por los tres mismos pasos durante una subtormenta: crecimiento, expansión y recuperación”.

Kronberg y sus colegas estudiaron datos de la nave Galileo de la NASA. En 2007, informaron que las subtormentas periódicas de Júpiter estaban conectadas con la constante liberación de material por parte del satélite joviano Io, el cual está en el interior de la magnetosfera joviana. Esta liberación de materia forma parte del mecanismo que dispara la subtormenta. Esto significa que lo que dirige este fenómeno es la magnetosfera joviana.

Extrapolando este mecanismo a la magnetosfera terrestre, Kronberg y sus colegas proponen que bajo ciertas condiciones, las subtormentas magnetosféricas periódicas de la Tierra podrían estar internamente dirigidas por el plasma erosionado de la plasmasfera, una región de la magnetosfera de la Tierra. Esto alimenta la magnetosfera, proporcionando el material requerido para disparar una subtormenta.

“Con Cluster, hemos logrado una mejor comprensión de los procesos que tienen lugar en el interior de la magnetosfera de la Tierra; esto ha mejorado nuestra comprensión de cómo funciona el Sistema Solar. Y ahora estamos encantados de aprender más del propio gigante Júpiter”, señaló Philippe Escoubet, Científico del Proyecto Cluster de la ESA.

Fuente | Ciencia kanija

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si la entrada te resultó interesante o quieres comentar algo respecto a la noticia, puedes dejar aquí tu comentario

Entradas Relacionadas

 
ir arriba