MRO nos muestra un Marte mucho más húmedo en el pasado


La sonda Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA ha observado una nueva categoría de minerales extendidos a lo largo de grandes regiones de Marte. El descubrimiento sugiere que el agua líquida permaneció en la superficie del planeta unos 1.000 millones de años más tarde de lo que los científicos pensaban, y que jugó un importante papel en las formas de la superficie del planeta y posiblemente albergando vida.

Una de las zonas donde se ha encontrado minerales similares al ópalo en Marte. Imagen: NASA

Los investigadores que examinan los datos del instrumento CRISM han encontrado evidencias de sílice hidratado, normalmente conocido como ópalo. Los depósitos de minerales hidratados son claros signos de donde y cuando estuvo el agua presente en el antiguo Marte.


“Este es un descubrimiento excitante porque extiende el rango de tiempo para el agua líquida en Marte y los lugares que podrían haber albergado vida”, dice Scott Murchie, principal investigador del espectrómetro. “La identificación de sílice opalino nos dice que el agua pudo haber existido hasta hace 2.000 millones de años”.

Hasta ahora, sólo dos grandes grupos de minerales hidratados, filosilicatos y sulfatos hidratados, habían sido observados por sondas orbitando Marte. Los filosilicatos similares a las arcillas se formaron hace más de 3.500 millones de años donde las rocas ígneas estuvieron en contacto durante mucho tiempo con el agua. Durante los siguientes cientos de millones de años, hasta hace aproximadamente 3.000 millones de años, los sulfatos hidratados se formaron por la evaporación de aguas saladas y a veces ácidas.


Los recientemente descubiertos silicatos de opalina son los más jóvenes de los tres tipos de minerales hidratados. Se formaron donde el agua líquida alteró los materiales creados por la actividad volcánica o por el impacto de meteoritos en la superficie marciana. Una de las localizaciones observada por los científicos es el gran cañón marciano llamado Valles Marineris.

“Vemos numerosos depósitos de minerales similares al ópalo, normalmente en finas capas que se extienden en grandes distancias alrededor del borde de Valles Marineris y a veces dentro del mismo cañón”, dice Ralph Milliken, del JPL.

Milliken es el autor de un artículo de la revista de noviembre ‘Geology’ que describe la identificación del sílice opalino. El estudio revela que los minerales, los cuales fueron encontrados recientemente en el cráter Gusev por el rover Spirit, están en muchas partes y en terrenos relativamente jóvenes.

En algunas localizaciones, el espectrómetro del orbitador observó el sílice opalino con minerales de sulfatos de hierro, tanto dentro como en los alrededores de canales de ríos secos. Esto indica que el agua ácida permaneció en la superficie marciana por un extenso periodo de tiempo. Milliken y sus colegas creen que en esas zonas, aguas ácidas de baja temperatura estuvieron envueltas en la creación del ópalo. En zonas donde no hay claras evidencias de que el agua fuera ácida, los depósitos podrían haberse formado bajo un amplio rango de condiciones.

“Lo que es importante es que mientras más tiempo durara el agua líquida en Marte, más amplia es la ventana durante la cual Marte pudo soportar la vida”, dice Milliken. “Los depósitos de sílice de opalina podrían ser buenos lugares para explorar y conocer la habitabilidad de Marte, especialmente en los terrenos más jóvenes.”

El espectrómetro recoge 544 colores, o longitudes de onda, de la luz solar reflejada para detectar minerales en la superficie de Marte. Su mayor resolución es 20 veces mejor que cualquier otra sonda anterior en las longitudes de onda del infrarrojo cercano.

Fuente | Sondas espaciales


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si la entrada te resultó interesante o quieres comentar algo respecto a la noticia, puedes dejar aquí tu comentario

Entradas Relacionadas

 
ir arriba