Nieve de hierro ayuda a Mercurio a mantener su campo magnético

Nueva evidencia científica sugiere que bajo la superficie de Mercurio existe una capa de "nieve" de hierro que se forma y cae al centro del planeta, al igual que copos de nieve en la atmósfera terrestre caen a la superficie.

Mercurio es el planeta más cercano al Sol, y es el único de los planetas internos que posee un campo magnético global, aparte de la Tierra. Fue descubierto en 1970 por la sonda Mariner 10, y midió que era 100 veces más débil que el campo magnético terrestre. Los mejores modelos aún no han podido explicar cómo Mercurio posee tal campo magnético. Está hecho mayoritariamente de hierro, pero también contiene azufre - el cual posee un punto de fusión menor que el del hierro, lo que jugaría un rol importante en la generación del campo magnético -, y otros materiales en forma muy minoritaria.

Mercurio posee un núcleo líquido (NSF).


En observaciones realizadas desde la Tierra, con radar, recientemente se ha mostrado a partir de la rotación del planeta que posee un núcleo líquido, pero por la ausencia de datos sismológicos se sabe muy poco de este.

Para entender mejor el estado físico del núcleo, investigadores de la University of Illinois (UI), han experimentado con diferentes mezclas de hierro y azufre a altas presiones y temperaturas. En cada experimento, las mezclas se comprimieron y calentaron a una temperatura específica, para luego ser analizadas con un microscopio especial.

De las texturas de las muestras, se infiere qué puede estar pasando en el núcleo de Mercurio. El resultado fue que mientras el hierro y el azufre están derretidos, a medida que se enfría la mezcla lentamente, los átomos de hierro se condensan en "copos" cúbicos, para caer finalmente al núcleo de Mercurio, desplazándose a través el azufre líquido (los puntos de fusión del azufre y el hierro son distintos, por lo que un elemento se condensa antes que el otro). El movimiento de esos copos de hierro, que conforman la "nieve" de hierro, generarían el misterioso campo magnético del planeta.

Jie Li, profesor de la UI, indica que "El proceso de nevado en el núcleo de Mercurio, abre nuevos escenarios donde la convección puede generar campos magnéticos globales. Nuestra investigación tiene implicaciones directas en el entendimiento y evolución del núcleo de Mercurio, así como de todos los otros planetas y lunas". Se sospecha que el proceso de "nevado" de hierro es propio y exclusivo de los planetas y lunas de tipo terrestre (rocosos), en los cuales el movimiento de los copos sería mediante el proceso de convección, lo cual finalmente crearía un campo magnético global.

2 comentarios:

david santos dijo...

Hola, Emilio!
Excellente trabajo.
Gracias por hacerlo.

Emilio dijo...

Muchas gracias por dejar tu comentario. Es el primero que me han dejadoy la verdad que me ha hecho mucha ilusión.

Aqui estaremos al pie del cañón.

Un abrazo

Publicar un comentario en la entrada

Si la entrada te resultó interesante o quieres comentar algo respecto a la noticia, puedes dejar aquí tu comentario

Entradas Relacionadas

 
ir arriba