Científicos esperan ansiosos datos sobre el hielo hallado en Marte

Washington.- La nave de exploración Phoenix encontró hielo en la superficie de la región ártica de Marte y en las próximas semanas los científicos conocerán su composición química y si hay trazas de material orgánico, anunció hoy la NASA.

"Es enormemente emocionante el que hayamos encontrado hielo debajo del sitio donde descendió" la cápsula Phoenix, afirmó en una conferencia de prensa Peter Smith, de la Universidad de Arizona, que dirige el aspecto científico de la misión.

"Estamos seguros de que encontramos una superficie con hielo", agregó. La Phoenix descendió, sin colchones de amortiguación, en una región de alta latitud de Marte el pasado 25 de mayo.



La pala excavadora de la nave abrió una pequeña zanja -denominada "Dodo-Ricitos de Oro"- en la cual, según las fotografías tomadas por la cámara del artefacto cuatro días atrás, se veía un material blanco y brillante.

El equipo científico del Phoenix pasó todo el día de ayer analizando los datos más recientes y las nuevas imágenes y descubrió que algunas porciones de material blanco, del tamaño de dados, habían desaparecido.

Los científicos de la Universidad y de la agencia espacial estadounidense NASA han descartado la posibilidad de que se trate de dióxido de carbono líquido, o de sal en la superficie del planeta que orbita a unos 230 millones de kilómetros de la Tierra.

La próxima tarea es la toma de una muestra del material blanco, lo cual requerirá que la pala excavadora vuelva a arañar el suelo marciano. La muestra recogida será llevada, en un movimiento de unos 30 minutos, hasta un pequeño horno en el puente de Phoenix.

Los científicos deberán esperar "unas pocas semanas" antes de que los instrumentos del laboratorio en Phoenix muestren la composición química del hielo marciano y desvelen el misterio que ha fascinado a la humanidad: la presencia o ausencia de material orgánico en otro planeta.

La misión de Phoenix tiene el propósito de investigar si las planicies árticas de Marte pueden haber albergado formas microscópicas de vida. El agua es un ingrediente esencial para la vida.

Los científicos han sabido durante mucho tiempo que hay abundante hielo de agua en los cascos polares de Marte, y hay indicios firmes de su existencia debajo de la superficie lejos de los polos, según las observaciones por satélite.

El hallazgo de Phoenix es la primera prueba firme de que ese hielo se encuentra bajo la superficie lejos de los cascos polares.

Los científicos han dado a las diferentes tareas de la Phoenix los nombres de personajes de cuentos infantiles.

Smith explicó que esa elección responde al propósito de la NASA de atraer y mantener el interés de niños y niñas en la exploración espacial.

Ayer, en la zanja denominada "Blancanieves 2" el brazo robótico hizo otro hallazgo prometedor: la pala se topó con una superficie dura, que también podría ser hielo, explicó Ray Arvidson, de la Universidad Washington en St. Louis, uno de los científicos a cargo del programa.

"Hemos excavado una zanja y descubrimos una capa dura a la misma profundidad que la capa de hielo en la otra zanja", añadió.

Antes del descubrimiento, Phoenix tuvo algunos inconvenientes, incluida una pérdida de memoria reciente en su computadora y el atasco en uno de los hornos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si la entrada te resultó interesante o quieres comentar algo respecto a la noticia, puedes dejar aquí tu comentario

Entradas Relacionadas

 
ir arriba