Los fogonazos de la materia arrastrada por un agujero negro sirven de bengalas


Por primera vez, el eco de luz de un acontecimiento tan raro y violento se ha logrado observar en gran detalle. El eco de luz no sólo ha revelado el cataclismo sufrido por la estrella, sino que también ha proporcionado un nuevo y potente método para cartografiar los núcleos galácticos.

Cuando una estrella es despedazada por el agujero negro del núcleo de una galaxia, sus escombros son inevitablemente atraídos y absorbidos por él. Este aumento repentino en el ritmo de acreción causa una abrupta explosión de rayos X y luz ultravioleta, debido a que el gas de la estrella destruida se calienta muchísimo. Mientras la radiación de alta energía viaja a través del núcleo de la galaxia, ilumina a la materia circundante y así hace posible explorar las regiones de la galaxia que de otra manera serían inobservables.



"Estudiar el núcleo de una galaxia normal es como mirar el paisaje urbano de Nueva York en plena noche durante un apagón. No es posible averiguar mucho sobre los edificios, carreteras y parques", explica Stefanie Komossa. "La situación cambia, por ejemplo, si entonces se realiza una exhibición de fuegos artificiales. La situación básica es la misma cuando una explosión repentina de radiación de alta energía ilumina una galaxia". Sin embargo, los astrónomos tuvieron que apresurarse e iniciar las observaciones con el telescopio en el momento justo, porque las explosiones de rayos X no duran mucho.

A partir de la fuerza, el grado de ionización y las velocidades deducidas de las líneas de emisión de variación rápida, los físicos pueden deducir en qué parte de la galaxia se emiten. Las líneas de emisión representan las "huellas" de los átomos de los gases calentados por la llamarada. La galaxia catalogada con el nombre de SDSSJ0952+2143, que fue detectada en Diciembre de 2007 por Komossa y su equipo, llamó la atención debido a las superfuertes líneas del hierro: las más fuertes nunca antes observadas en una galaxia (con respecto a las de emisión del oxígeno). Los autores del estudio ven allí una evidencia de un toroide molecular que desempeña un importante papel en los denominados modelos unificados de galaxias activas.

El modelo unificado postula que todas las galaxias activas están hechas de componentes idénticos y que las diferencias percibidas son debidas a las diferentes direcciones desde las que vemos a las galaxias. Un elemento importante de este modelo es el toroide molecular, el cual rodea al agujero negro y a su disco de acreción y lo oculta cuando es visto desde ciertas direcciones. También el ancho de las líneas espectrales que miden los científicos está influenciado por el ángulo de visión y eso es debido al toroide molecular.

Fuente | Solo ciencia


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si la entrada te resultó interesante o quieres comentar algo respecto a la noticia, puedes dejar aquí tu comentario

Entradas Relacionadas

 
ir arriba