El Sol se apagará el 1 de Julio para la misión solar Ulysses

Después de 17 años de operaciones, la misión Ulysses conjunta ESA/NASA concluirá oficialmente el próximo 1 de Julio. La nave, que estudió, durante casi cuatro veces su vida nominal, el Sol y sus efectos en el espacio circundante, cesará de realizar sus funciones debido al progresivo decaimiento de la potencia eléctrica producida por sus generadores a bordo.

.

Sonda Ulysses

Ulises ha cambiado para siempre la manera en que los científicos ven el Sol y sus efectos en el espacio circundante. Los resultados principales de la misión y el legado que deja atrás han sido presentados hoy en las oficinas centrales de ESA en Paris (pinchar aqui para escuchar la conferencia).



“En casi dos décadas de observaciones científicas de Ulysses, hemos aprendido mas de lo que imaginábamos en un principio sobre nuestra estrella y la forma en que interacciona con su espacio cercano”, afirma Richard Marsden, científico y manager de la misión Ulysses de la ESA. “No habrá nunca ninguna misión como Ulysses”.

“En años recientes han aparecido en escena muchas misiones solares, pero Ulysses es, todavía hoy, única. Su punto de vista especial sobre los polos solares no ha sido cubierto por ninguna otra misión posterior, haciendo de Ulysses una misión pionera todavía válida. Esta nave legendaria nos ha servido extraordinariamente bien y ciertamente ha sobrevivido a la reputación de su mítica denominación”.

”Ulysses ha sido una misión desafiante desde su lanzamiento”, indicó Ed Massey, manager de proyecto de Ulysses en la Jet Propulsion Laboratory de la NASA, California, USA. “Su éxito requirió la cooperación e intelecto de ingenieros y científicos de todo el mundo. La diversidad de nuestro equipo humano fue una de sus grandes fortalezas”.

Animación de la órbita de Ulysses

Esta fortaleza y diversidad ha impregnado cada elemento de la sonda Ulysses. La sonda y sus 10 instrumentos científicos debían tener una alta sensibilidad y a la vez la robustez necesaria para soportar las condiciones mas extremas del sistema solar, incluyendo dos sobrevuelos polares al planeta gigante Júpiter.

“El objetivo principal de Ulysses era estudiar la heliosfera desde todos los ángulos, esa inmensa burbuja que forma en el espacio el viento solar”, afirmaba Ed Smith, científico por la NASA del proyecto Ulysses. “La heliosfera separa la zona de influencia solar del medio interestelar. A lo largo de su larga vida, Ulysses redefinió nuestro conocimiento de la heliosfera y respondió a muchas preguntas relacionadas con esa zona de influencia solar de las que no teníamos respuestas”.

Ulysses fue la primera misión en supervisar el ambiente espacial por encima y por debajo de los polos del Sol, y en las cuatro dimensiones de espacio y tiempo. Nos mostró que el campo magnético del Sol se desplaza por el sistema solar de una forma mas compleja de lo que creíamos. Las partículas expulsadas por el Sol desde latitudes bajas se pueden desplazar a latitudes altas y viceversa, ello a pesar de que inadvertidamente en su camino tropiecen con los planetas.

Esto es muy importante, ya que las regiones del Sol que se no consideraban antes como posibles fuentes de partículas peligrosas para los astronautas y satélites deben ser ahora tenidas en cuenta y ser cuidadosamente monitorizadas.

Ulysses y la heliosfera

Ulysses detectó y estudió el polvo que fluye por nuestro sistema solar procedente del espacio profundo y nos mostró que es 30 veces mas abundante de lo que los astrónomos sospechaban. Quizás lo mas destacable es que la sonda detectó átomos de helio procedentes del espacio profundo y confirmó que el Universo no contiene la materia suficiente para frenar su expansión.

En su viaje a través del espacio a una velocidad media de 56.000 km/h, Ulysses ha recorrido unos 8.600 millones de kilómetros. La longevidad de la misión es el testamento de un equipo humano creativo que ha sabido hacer frente a cada uno de los retos. A medida que la potencia eléctrica ha ido disminuyendo con los años, han sabido llevar a cabo formas ingeniosas de ahorro de energía. Sin embargo, ahora, la potencia eléctrica ha llegado a un punto en que su combustible se congelará pronto en los conductos de la sonda.

“Cuando llegue el momento de recibirse los últimos bits de datos, será duro tener que decir adiós a Ulysses”, decía Nigel Angold, responsable de operaciones de la misión Ulysses en la ESA. “Pero cualquier tristeza que pueda sentir será poca en comparación con el orgullo de haber trabajado en esta magnífica misión. Aunque la operación de la sonda finalizará, los descubrimientos científicos a partir de los datos de Ulysses seguirán durante años”.

”Nos despedimos de Ulysses con un enorme cariño. Ha sido una historia de éxito y colaboración notables”, añadía David Southwood, director de ‘Science and Robotic Exploration’ (Exploración Científica y Robótica) de la ESA.


Notas

La sonda Ulysses fue lanzada a una órbita terrestre baja en la bodega de la lanzadera Discovery el 6 de octubre de 1990. Posteriormente fue impulsada hacia Júpiter mediante una combinación de motores de combustible sólido.

Ulysses sobrevoló Júpiter el 8 de febrero de 1992. El planeta gigante modificó la órbita de Ulysses enviándola al sur del plano de la elíptica, situándo la nave en la órbita definitiva alrededor del Sol, que le llevaría a sobrevolar el Sol por encima de sus dos polos.

Ulysses en una misión conjunta de la ESA y la NASA. La ESA suministró la sonda, construida por Astrium GmbH, Friedrichshafen, Germany (oficialmente Dornier Systems). La NASA suministró el servicio del lanzador Discovery, la etapa superior inercial y el módulo de asistencia de carga para colocar Ulysses en su órbita definitiva correcta. La NASA también suministró el generador termoeléctrico de radioisótopos (RTG) para el suministro de potencia eléctrica a la nave y a su carga científica.

Tanto el 'European Space Research and Technology Centre’ (Centro Europeo de Investigación y Tecnología Espacial - ESTEC) como el 'European Space Operations Centre’ (Centro de Operaciones Espaciales Europeo - ESOC) han estado gestionando la misión en coordinación con la Jet Propulsion Laboratory (Laboratorio de Propulsión a Chorro - JPL) de la NASA. Un equipo conjunto ESA/NASA en JPL han supervisado la operación de la nave y la gestión de sus datos. Los 10 instrumentos científicos a bordo de Ulysses fueron suministrados por diferentes equipos de universidades e institutos de investigación de Europa y Estados Unidos.


Noticia original ESA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si la entrada te resultó interesante o quieres comentar algo respecto a la noticia, puedes dejar aquí tu comentario

Entradas Relacionadas

 
ir arriba