¿Planeta o enana marrón fallida?


El telescopio espacial COROT ha descubierto un planeta extrasolar cuya naturaleza es bastante extraña.

Foto
Comparativa entre el Sol, COROT-exo-3b y el planeta Júpiter. Foto: ESA.











COROT-exo-3b tiene el tamaño de Júpiter, pero una masa 20 veces la de éste. Su periodo orbital, alrededor de una estrella similar al Sol, es de 4 días y 6 horas. COROT-exo-3b sería el exoplaneta más denso conocido hasta la fecha, con una densidad dos veces la del plomo. Es tan extraño que todavía están debatiendo si se trata de un planeta o de una estrella fallida.




COROT es un telescopio que encuentra exoplanetas por el método de la ocultación. Si un planeta pasa por delante de una estrella la eclipsa un poco y se puede detectar el planeta indirectamente midiendo la disminución del brillo de la estrella. Lo bueno de esta técnica es que además de medir la masa y los parámetros orbitales permite, a diferencia de otras técnicas, saber el tamaño del planeta (y por tanto su densidad).



Magali Deleuil, líder del equipo que ha descubierto este planeta, dice que este planeta es único.
Aunque se conocen otros casos de planetas que orbitan con periodos menores a los diez días alrededor de su estrella, sus masas son de unas 12 masas la de Júpiter. También se han encontrado estrellas con masas 70 veces la masa de Júpiter. Entre medias no se había encontrado ningún caso hasta el momento. COROT-exo-3b ha sido toda una sorpresa. Este planeta sería algo situado entre las características de un planeta y las de una enana marrón.

Una enana marrón es un objeto subestelar con una masa tal que, a diferencia de las estrellas corrientes, no le permite mantener reacciones de fusión de hidrógeno de manera sostenida. Las enanas marrones se sitúan entre los planetas gigantes gaseosos y las estrellas. Se encasillan dentro de las clases espectrales L y T. El límite de masa superior para uno de estos objetos se estima en unas 75 u 80 masas como la de Júpiter. Sobre el límite inferior hay cierta polémica entre los expertos. No obstante los objetos con masas iguales o superior a 13 masas como la Júpiter pueden mantener ya reacciones de fusión de deuterio en algún punto de su evolución.

Para poder distinguir enanas marrones de estrellas corrientes se recurre a pruebas espectrales. Entre otros test se busca litio o metano, elemento y compuesto que no están presentes en estrellas de baja masa y sí en enanas marrones. Asimismo hay otros tipos de pruebas espectrales para distinguir las enanas marrones de planetas gigantes.


Este objeto recientemente descubierto no caería claramente dentro de la categoría de planeta ni dentro de la categoría de enana marrón, aunque desplegaría alguna características estelares. Estaría a medio camino entre dos “mundos”.


Francois Bouchy, miembro del equipo, dice que este cuerpo sería un miembro de una nueva familia de planetas masivos que orbitarían alrededor de estrellas similares al Sol. Dice que han empezado a pensar que cuanto más masiva es la estrella, más masivos pueden ser los planetas que la orbitan.


El descubrimiento de este objeto ha sido confirmado por telescopios terrestres y se publica en la revista Astronomy and Astrophysics.


Este y otros descubrimientos astronómicos nos sugieren, una vez más, que la Naturaleza muestra un continuo de objetos y que somos nosotros los que nos empeñamos en clasificarlos dentro de ciertas categorías.

Fuente | NeoFronteras


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si la entrada te resultó interesante o quieres comentar algo respecto a la noticia, puedes dejar aquí tu comentario

Entradas Relacionadas

 
ir arriba