La aproximación de la Cassini a Encelado, un éxito asombroso

Los científicos de la misión Cassini han denominado la aproximación a Encelado, (la pequeña luna de Saturno) durante el 11 de agosto, como el remate de todo un éxito, en parte en honor a los actuales Juegos Olímpicos, pero sobre todo por que la nave espacial captó asombrosas imágenes de la luna con su cadena de cámara e instrumentos científicos. Conforme empezaron a llegar las éstas, los científicos quedaron entusiasmados sobre lo que estaban viendo. “Un éxito asombroso” ha manifestado Carolyn Porco, jefa del equipo de Toma de Imágenes de la Cassini. “No parece que haya ningún error de transmisión”.

Los científicos compararon la rápida aproximación de la Cassini a Encelado intentando captar algún elemento irregular, a cuando se intenta hacer una telefoto con una lente de 2000 mm a los avisos laterales de las carreteras a una milla de distancia por la ventana de un automóvil desplazándose a 80 km/h.




Fuente | latinquasar



El equipo aún está estudiando minuciosamente las imágenes para ver si han tenido éxito al activar el disparador sobre su objetivo: los chorros de gases de las zonas activas denominadas “arañazos de tigre” características del polo sur de la luna en las que existen géiseres. Pero las asombrosamente claras imágenes muestran una superficie fracturada cubierta de cantos rodados de la que Porco ha dicho que posiblemente sean bloques de hielo.

La Cassini sobrevoló la superficie de Encelado a la tremenda velocidad de unos 18 km/s, (unos 65.000 km/h), lo que hace que la toma de imágenes nítidas sea muy difícil. El equipo de toma de imágenes ideó una técnica de alterar la posición de la nave espacial mientras las tomaba en rápida sucesión, realizando siete disparos con alta precisión sobre los objetivos de su superficie. El conjunto de imágenes con una resolución de 8 a 28 metros/píxel, empleó tiempos de exposición suficientemente largos para observar la superficie al finalizar el crepúsculo y lo suficientemente cortas para evitar que saliesen borrosas

Los arañazos de tigre, oficialmente designados como (surcos del cerebro) han sido identificados por las cámaras de aproximaciones anteriores de Encelado, como las fuentes de los chorros y también como los “puntos calientes” o regiones más cálidas de la luna identificadas por el Espectrógrafo de Infrarrojo de la Cassini.

Porco manifestó que, el equipo aún tiene mucho trabajo por delante para descifrar toda la información procedente de las imágenes y de los demás instrumentos. “En esta intensa labor, procederemos paso a paso para dejar bien sentadas aquellas cosas de mayor interés, la mas importante desgranar las historia de los orígenes de los cuerpos de nuestro Sistema Solar, nuestro planeta y por supuesto de nosotros mismos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si la entrada te resultó interesante o quieres comentar algo respecto a la noticia, puedes dejar aquí tu comentario

Entradas Relacionadas

 
ir arriba