¿Qué hay dentro de los planetas gigantes?


Nuestro planeta Tierra tiene un núcleo que se cree está compuesto por una aleación de hierro y níquel, la parte interna es sólida y la externa es líquida. Pero Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, esos gigantes de nuestros sistema solar, ¿qué tienen dentro?





Comencemos por Júpiter, el cuerpo celeste más grande del sistema solar, luego del Sol, por supuesto. Su composición es en gran parte hidrógeno y helio, no es rocoso como nuestro mundo, sino que es gaseoso y líquido, lo que hace que el límite entre la atmósfera y el planeta mismo sea indistinguible.

Bajo la gruesa atmósfera, exactamente a 997 kilómetros, hay una capa de hidrógeno líquido que se extiende hasta una profundidad de 20 mil kilómetros. Incluso más profundo se cree que ha una capa de hidrógeno metálico y líquido, a mucha temperatura. El núcleo mismo del planeta se cree que es de hierro y níquel y roca.

Sigamos con Saturno, el segundo planeta en tamaño y masa del Sistema Solar. Como su compañero anterior, está compuesto principalmente de hidrógeno y helio, con una densidad muy baja, un tercio de la del agua.

Su atmósfera contiene diferentes capas, la más alta es de amoníaco, luego le sigue una de amonio, hidógeno y sulfuro, y luego una capa de hielo. Bajo el hielo, la superficie saturniana es de hidrógeno líquido, e hidrógeno metálico líquido. El núcleo del planeta se cree que es de roca y hielo.

El viaje nos lleva ahora a Urano, el séptimo contando desde el Sol. Lo más extraño de este mundo es que tiene un eje de rotación de casi 90 grados con respecto al de su órbita. Su composición es otra vez helio e hidrógeno. La atmósfera es casi en su totalidad hidrógeno, pero también tiene helio y metano. El núcleo de Urano se cree que es de roca y hielo, rodeado por una capa de hielo de agua, amonio y metano.

Y finalmente llegamos al último gigante, que es Neptuno, el más alejado del Sol. Su atmósfera está compuesta principalmente por hidrógeno, metano y helio, parecido a Urano. Debajo hay una capa de hidrógeno líquido que incluye también helio y metano. La capa inferior está hecha de hidrógeno líquido con oxígeno y nitrógeno. Se cree que el núcleo puede llegar a ser de roca y hielo.

Y así termina el paseo por los gigantes gaseosos de nuestro Sistema Solar.

Fuente | EspacioCiencia


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si la entrada te resultó interesante o quieres comentar algo respecto a la noticia, puedes dejar aquí tu comentario

Entradas Relacionadas

 
ir arriba