La NASA halla pruebas concluyentes de la presencia de agua en Marte

La sonda espacial Phoenix ha encontrado pruebas concluyentes de la presencia de agua congelada a poco menos de seis centímetros de profundidad bajo la superficie de Marte, según anunció ayer la NASA.

"Nuestro equipo científico está totalmente convencido de que se trata de agua", aseguró Peter Smith, el principal investigador de la misión, dirigida por la Universidad de Arizona. La nave Phoenix se topó el pasado mes de mayo con una capa de hielo y, escarbando en ésta, el brazo robótico del aparato tomó unas muestras que, según pudieron comprobar los científicos de la NASA mediante las fotografías enviadas por la sonda Phoenix en junio, se derritieron.




Fuente | El pais



William Boynton, científico del analizador termal de Phoenix, dijo que el agua fue identificada después de que el miércoles el brazo robótico de la sonda pasara una muestra a un instrumento que identifica los vapores producidos emitiendo calor. La muestra que permitió confirmar la presencia de agua fue extraída de una perforación en el suelo marciano en la que el brazo robótico tropezó con una dura capa de material congelado. El miércoles la muestra había estado dos días expuesta al ambiente marciano y el agua que contenía comenzó a evaporar, lo que facilitó su observación, aclaró un comunicado difundido por la NASA.

"Tenemos agua", afirmó Boynton en el comunicado. "Ya hemos visto evidencias de este agua congelada antes, en observaciones de la sonda espacial Mars Odyssey y en trozos desvanecidos observados por el Phoenix el mes pasado, pero ésta es la primera vez que se toca y se prueba [la existencia de] agua en Marte", agregó.

La NASA anunció que la misión de la sonda Phoenix se ampliará de 90 a 124 días solares marcianos, es decir, que durará cinco semanas más, hasta el próximo 30 de septiembre. Además, el jefe científico del Programa de Exploración de Marte de la agencia espacial estadounidense, Michael Meyer, señaló que la misión, financiada con 420 millones de dólares (269 millones de euros), contará con otros dos millones de dólares (1,28 millones de euros) para financiar la extensión de la misión. "Phoenix disfruta de buena salud, las proyecciones en lo que se refiere a su energía solar son buenas y queremos aprovechar este recurso en uno de los puntos más interesantes del planeta", explicó Meyer.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Organizaciones tan prestigiosas como la NASA usan SUSE Linux Enterprise Server para operaciones informáticas de alto rendimiento en los más importantes supercomputadores.

Los modelos para construir el escudo de la phoenix se diseñaron usando supercomputadoras que corren SuSE Linux con programas avanzados diseñados para este fin. Pero el dato más curioso es el sistema operativo que lleva el módulo de aterrizaje Phoenix Lander.

Esta vez ha sido una variación del Unix bajo un CPU especialmente fortalecido y una placa base producida por IBM.

Varias sondas llegaron a marte anteriormente, pero hasta ahora no sabíamos qué sistemas operativos utilizaban. El procesador es un Rad6000 construído por IBM que se ha endurecido para soportar los estragos de la radiación en el espacio, con una velocidad de proceso de 33 MHz y con unos 128 MB de RAM. El Phoenix Lander usa una variante de Unix llamada VxWorks, que es un sistema operativo incrustado en un chip.

Superordenadores de todo el mundo están funcionando con SUSE Linux Enterprise Server de Novell(R) y prueba de ello es que, de acuerdo con TOP500, proyecto que sigue y detecta tendencias en informática de alto rendimiento (HPC: High Performance Computing), SUSE Linux Enterprise es actualmente la solución de Linux favorita de los mayores superordenadores HPC.

De este modo, de los 50 superordenadores más importantes del mundo, el 40 por ciento están funcionando con SUSE Linux Enterprise, incluyendo los tres más importantes:

* IBM eServer Blue Gene del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore,
* IBM eServer BlueGene/P (JUGENE) del Centro de Investigación de Jülich (Alemania), y
* SGI Altix 8200 del Computing Applications Center, en Nuevo México.

Gracias a una oferta de software de código abierto económica y de alta calidad y hardware de bajo coste, Novell y sus partners permiten disfrutar de las mismas funcionalidades informáticas de alto rendimiento de las que se benefician los superordenadores a empresas y clientes del denominado segmento mediano de distintos sectores, como el manufacturero, el de la investigación o las entidades académicas.

Clientes como Audi, la división de Supercomputación avanzada de la NASA, MTU Aero Engines, el Instituto de Tecnología de Tokio, Porsche Informatik, la Universidad Nacional de Seúl, la Universidad de Tecnología de Swinburne y Wehmeyer están utilizando superordenadores y clusters de ordenadores con SUSE Linux Enterprise Server para gestionar cargas de trabajo de misión crítica con tiempos de parada mínimos.

En el caso de la división de Supercomputación Avanzada de la NASA, tres de sus superordenadores funcionan con SUSE Linux Enterprise de Novell. Estos equipos se utilizan para evaluar si tecnologías de próxima generación cumplen los requisitos científicos y técnicos, programas de lanzamiento y funcionamiento de sus sistemas de control, así como para el soporte de iniciativas de operaciones espaciales, científicas y aeronáuticas de la NASA. Además, el próximo superordenador de la NASA, cuya finalización está prevista para este verano, también funcionará con SUSE Linux Enterprise Server y, cuando esté instalado, será uno de los mayores sistemas SGI Altix ICE, equiparable al actual tercer superordenador más potente del mundo.

“En la NASA trabajamos para resolver algunos de los desafíos más complejos de la ciencia, por lo que es fundamental contar con un sistema operativo que nos permita lograr el más alto nivel de funcionalidad informática. Cuando elegimos un sistema operativo, nuestras dos principales consideraciones son el rendimiento y la flexibilidad. Contar con el sistema operativo adecuado nos permite superar los límites del rendimiento informático e introducir nuevos niveles de innovación en nuestros programas espaciales, científicos y aeronáuticos”, afirmó William Thigpen, engineering branch chief de la división de Supercomputación Avanzada de la NASA.

El ámbito de la informática de alto rendimiento también supone una oportunidad para los partners de Novell. Así, empresas como Appro International, Atipa Technologies, Cluster Resources, HP, Penguin Computing, SGI y Teradata están incorporando SUSE Linux Enterprise Server a las soluciones informáticas de alto rendimiento que suministran a sus respectivos clientes.

SUSE Linux Enterprise lleva siendo líder del mercado de la informática de alto rendimiento durante más de una década, un liderazgo basado en la potente herencia técnica de esta distribución.

“SUSE Linux Enterprise se ha convertido en el sistema operativo HPC de referencia gracias a sus capacidades de rendimiento y escalabilidad, y a la amplia variedad de software de fuente abierta y herramientas de desarrollo disponibles. Al aprovechar las ventajas de los servidores estándar y grupos de ordenadores que están funcionando con SUSE Linux Enterprise, los clientes y colaboradores pueden crear e instalar los mejores productos y aplicaciones de tipo HPC del mundo”, afirmó Carlos Montero-Luque, vicepresidente de Gestión de Producto de Soluciones de Plataforma Abierta de Novell.

Estadística de Top 500 por familia de Sistema Operativo - Junio 2008

Estas son las principales conclusiones de la lista con el Top-500 de supercomputadores mundiales, publicada hoy desde la Conferencia Internacional de Supercomputación que se celebra en Dresden. Según el informe el gigante azul ha fabricado 210 de los 500 sistemas, incluidos cinco de los diez primeros, encabezados por el Roadrunner, el supercomputador del Departamento de energía estadounidense que recientemente ha superado la barrera del petaflop, siendo además uno de los que tienen mayor eficiencia energética. El segundo fabricante por número de sistemas en el top es HP con 183 y Sun Microsystem puede presumir de la fabricación de cuatro de los diez primeros. Por procesadores, Intel domina el 75 de los sistemas y el 90% de los que integran de cuádruple núcleo, utilizados en la mitad de las máquinas. La mayor parte de los sistemas contienen entre 2049 y 4096 procesadores, más del doble que hace seis meses. En cuanto a sistemas operativos se impone SUSE Linux Enterprise de Novell, que gobierna nada menos que 20 de los 50 primeros, incluyendo los tres superordenadores más potentes. La lista contiene una incorporación significativa por lo poco usual que es ver un “Windows” en este tipo de sistemas. En concreto en el puesto 23 un Windows HPC Server 2008, que además es la primera vez que corre sobre hardware de IBM. Por países, Estados Unidos aloja a 257 máquinas, Reino Unido 53, Alemania 46, Francia 34, Japón 22 y China 12.

Y nosotros podemos disfrutar de todo ese poder con nuestro humildes PCs y openSUSE!.

Fuentes:

* Top500.org
* The Inquirer ES - IBM, Intel y SUSE Linux dominan la supercomputación mundial


Link de la noticia:

http://www.microteknologias.cl/blog/?p=1311
http://www.theinquirer.es/2008/06/18/imb_intel_y_suse_linux_dominan_la_supercomputacion_mundial.html
http://www.nasa.gov

Publicar un comentario en la entrada

Si la entrada te resultó interesante o quieres comentar algo respecto a la noticia, puedes dejar aquí tu comentario

Entradas Relacionadas

 
ir arriba